Skip to content Skip to footer

NUTRICIÓN DURANTE VACACIONES

  • Lleva tu propio plato a las fiestas para compartirlo con la gente. Así podrás participar de la fiesta.
  • Mira bien todos los alimentos del buffet o de la mesa antes de coger algo para tu plato. Luego, una vez que decidas qué comer, empieza a ponerlos en tu plato.
  • Si hay buffet, queda última persona de la fila. Dé prioridad a los invitados de la fiesta con mucha hambre. La comida parecerá menos atractiva y no causará la atención de otras personas.
  • Evita quedarse al lado de la mesa con la comida o buffet.
  • Mantén siempre tu plato y vaso de agua para evitar socializar con las manos vacías porque cuando tengas comida y bebida a mano, será menos probable que te ofrezcan algo.
  • No vayas de compras si tienes hambre o estás en ayunas. Recomendamos tomar un bocado de tu comida que ir de compras.
  • Mantente activ@, no deje que tu rutina de ejercicios se disminuye. Por supuesto, todos sabemos que no puedes ir al gimnasio durante las vacaciones. Sin embargo, caminar después de una comida es buena manera de activar el metabolismo, facilitar la digestión y acelerar las deposiciones. De esta forma no te tirarás a la cama inmediatamente después de cenar y quedarás en forma. Además, si invitas a tu familia o amigos, podrán acompañarte y así quedarse lejos de la cocina o lugar donde se conserva la comida 🙂
  • Evite las salsas con alto contenido de azúcar y aceite. Esto te ayudará a tener más posibilidades calóricas de disfrutar de alimentos saludables.
  • Prepare tus meriendas y golosinas porque las tentaciones serán infinitas durante las vacaciones.
  • Continúe siguiendo las reglas básicas de alimentación, controle tus porciones.
  • ¿Qué debería encontrarse en tu plato?

Recordamos que SIEMPRE empezamos CON PROTEÍNAS como primera comida, VERDURAS o FRUTAS como segunda y ALMIDÓN o CARBOHIDRATOS SIMPLES como última comida en el mismo plato.

  • Intenta de comer sin saltar comidas o quedarse muchas horas sin comer teniendo la sensación del vacío o hambre antes de la cena.Porque de lo contrario eso te llevará a comer en exceso o a tomar malas decisiones en cuanto a la comida de la cena.
  • Manténgase hidratad@ porque los alimentos en días festivos generalmente contienen mucha sal (sodio). La ingesta elevada de sodio puede provocar el edema al final del día.
  • Sigamos la regla de los tres bocados para saborear el sabor y después de tres bocados, diga adiós a la comida, o sea deja de comer.!
  • Sigamos la regla de los tres minutos, que consiste en esperar tres minutos entre cada bocado o trago y masticamos muy bien.
  • Evitamos las calorías líquidas como el ponche de huevo, los cócteles o el champán. Porque las calorías líquidas fluyen fácilmente en el intestino y eso influye de no sentirse llen@. ¡El control está en tus manos!
  • Evitar de estar cerca de las personas que te empujan a comer más: las mentiras piedosas no son un problema en vacaciones. Lo que puedes decir es de que ya probaste comida tal, y de que estaba delicioso y de repente puedes cambiar del tema.
  • Concéntrate en socializar y reserva la comida para el momento de comer. Porque la cena navideña no significa que sea momento de restricciones. Puede ser un momento para disfrutar de buena salud y pasar tiempo con las personas que nos importan.
  • Por favor, evita de pesarse durante vacaciones.Dado que controlarse con frecuencia y pensar en cómo superar este proceso solo puede surgir mucho estrés, incluso puede aumentar niveles de cortisol y provocar edema e hinchazón.

¡¡¡No traigas sobras a casa!!!!

Si quieres comer algo que normalmente no comerías o no deberías comer;

  • La comida que más te guste o que te apetezca intenta de guardarla para el final.Debido a que pones primero las proteínas y las verduras en tu plato, es posible que te sientas llen@ antes de comer el resto.
  •   Elija un postre o una comida que no encuentra con frecuencia y deje que sea el alimento “extra” que coma.
  • Asegúrate de tomar una porción muy pequeña y recuerda la regla de los tres bocados. Recuerde, el primer bocado sabe igual que el último. Lo máximo que necesitas para quedar satisfech@ son 3 bocados.

Si las cosas no salen según lo planeado en tu comida navideña, no te preocupes. Recuerda, mañana es un día nuevo cuando puedes empezar a tomar decisiones más saludables”.

Leave a comment